El estilo rococo nacio en Francia. Se caracteriza por la opulencia y la elegancia, con colores vivos, en contratse con el pesimismo y la oscuridad del barroco.

 

Se desarrollo durante los reinados de Luis XV y Luis XVI.

 

El termino Rococo proviene de la palabra francesa rocaille (piedra) y coquille (concha marina), dada la preferencia por las formas onduladas e irregulares.

El rococo a diferencia del Barroco, se despreocupa de cuestiones religiosas. Es un arte eminentemente aristocratico, un arte para la alta clase media, amante de un estilo mundane, íntimo y delicado. La sociedad ansía la libertad, el buen gusto y el placer.

El columpio, 1767 Jean-Honoré Fragonard, Óleo sobre lienzo