La escritura es muy divertida es un método de comunicación humana realizada por signos visuales que constituyen un sistema. Siempre ha tenido una gran importancia, imagínate se dice que los primeros rastros de escritos datan del año 3100 a. de C. ¡Wow que maravilla!. Su función fue y sigue siendo muy amplia; ha servido para documentos religiosos, técnicos e históricos, tablas astronómicas, inventarios de productos agrícolas, código de derecho, textos médicos, crónicas literarias, poesía, etc.

 

¿Qué sería del mundo sin la escritura?, no existiera la  historia, nunca hubieras tenido sueños de ser una princesa, un príncipe al leer esos cuentos clásicos que todos hemos disfrutado y muchas veces soñado, nunca nos hubiéramos devorado tanto libro bonito que hemos leído; en fin el mundo no sería igual, nuestra comunicación se redujera al habla; es imposible para mi imaginarlo.

 

¿Sabes lo que es una escritura efectiva? Sino lo sabes no te preocupes yo te explico, es muy sencillo se trata de una escritura en la cual el autor logre su objetivo. Para lograr esto tenemos que tomar en cuenta que así como todo procedimiento este también debe seguir reglas y maneras de realizarse. Es por esto que en esta parte los hábitos de escritura toman un papel importante a la hora de escribir.

 

Los hábitos de escritura son las técnicas útiles que te ayudan a lograr una escritura efectiva. Cada persona desarrolla sus hábitos de escritura. Para que tengas una idea más clara de lo que se trata te contare cuales son mis tácticas para escribir.

 

Escribo de mañana es cuando no tengo ninguna preocupación en la cabeza, me siento bien estoy descansada. Luego del desayuno puedo sentarme y escribir tranquila. Es el espacio del día en que mejor me inspiro, las ideas fluyen rápidamente, pienso que puede ser porque de cualquier modo mi cerebro está despejado, tranquilo sin ningún problema.

 

Necesito escuchar música, me relaja. Normalmente escucho música tranquila, música clásica pero también logro inspirarme con otro tipo de música. Me sirve para concentrarme y para aislarme de distracciones externas, siempre y cuando se trate de música apropiada.

 

Soy más eficaz cuando me encuentro sola, siento que logro una concentración más profunda. No me gusta que me interrumpan, me molesta muchísimo ya que pierdo el hilo muy fácilmente.

 

Me preocupo por la gramática y la ortografía. Procuro eliminar todo error que encuentre cuando releo lo escrito. Claro que uno tiene sus carencias y algunos errores no son detectados.

 

Toda idea que se  me viene a la mente no la dejo pasar ya que se que luego se me olvidara. No importa donde la escriba o donde me encuentre la cosa es no dejarla pasar ya que hay que  atrapar esa idea escurridiza y muchas veces genial para luego plasmarla en papel.

 

Trato de no dejar una idea sin terminar porque después no la puedo desarrollar de la misma forma con la que empiezo. Trato de seguir el lema ¨Termino todo lo que empiezo”.

 

Me gusta dejarme llevar y que fluyan todas las ideas. Dejo volar mi imaginación para que puedan nacer buenas ideas en papel.

 

Algo que ayuda muchísimo es leer. La lectura es algo muy esencial ya que toda información lleva a conocimiento. Siento que leer me ayuda a manejar un vocabulario más amplio, al momento de escribir me ayuda a desarrollar destrezas para poder lograr que entiendan mejor mis ideas y también ha ser una persona más autosuficiente. La lectura te hace una persona más culta y preparada.

 

Dejame contarte que mi autora preferida es Danielle Steel, me encantan sus novelas románticas, sus libros son muy bonitos ya que dejan enseñanzas que te sirven para toda la vida.

 

Siempre escribo con un objetivo, y trato muchísimo de que mi escritura tenga un mensaje al final y por supuesto que lo que escriba siempre me sirva a mi para mejorar en cualquier aspecto, que tenga una función útil.

 

No puedo dejar de contarte que me falta muchísima práctica para lograr una escritura totalmente eficaz. Pero creo que nunca hay que darnos por vencidos y seguir esforzándonos para mejorar cada vez más, y siempre aprender de nuestros errores.

 

¿Crees que mi redacción es lo mejor? Pues no, es de las cosas que quiero y debo mejorar, creo que es parte fundamental en la escritura. Sé que nunca es tarde para seguir aprendiendo y siempre debemos de ir mejorando, no solo al escribir sino en todo lo que se hace en esta vida. Así que me propongo trabajar y desarrollar destrezas para mejorar mi redacción.

 

En fin cada persona tiene sus hábitos de escritura que los va desarrollando poco a poco. Es muy importante  ponerlos en práctica ya que ayudan a establecer las bases para lograr una buena escritura, teniendo en cuenta  que con la experiencia se irá mejorando.

Cuando se escribe hay elementos que pueden ayudarte a elaborar el trabajo de una mejor manera. Las figuras retóricas entran en esta parte, ¿Te preguntas de que hablo? Hablo de palabras o grupos de palabras que sirven para dar énfasis en una idea o sentimiento; son formas que ayudan a argumentar el mensaje.

 

Existen varios tipos de figuras retóricas con las que puedes jugar y divertirte escribiendo. Pero antes es necesario que te las explique. ¡Lee con mucha atención!

 

Empezaré con las más sencillas y fácil de explicar. La metáfora consiste en identificar dos términos en los cuales hay una semejanza. Te lo pondré más fácil con un ejemplo;  “Ella es una rosa”, la mujer y la rosa se relacionan por ser bonitas.

 

La metonimia, es lo mismo que en la metáfora pero la relación de los términos no es de semejanza, puede ser de causa-efecto,  parte-todo, autor-obra, continente-contenido. Por ejemplo cuando decimos “Tiene veinte primaveras” nos referimos a los años que tiene.

 

La Sinécdoque, me parece que piensas que palabra más complicada pero no ya verás que se trata de algo muy sencillo. Esta figura retórica está adentro de la metonimia y consiste en la sustitución de la parte por el todo o el todo por la parte. Por ejemplo sustituir Paris con la torre Eiffel.

 

Otra figura que te interesará mucho es la personificación, consiste en dotar con características humanas a un objeto inanimado. Lo que vemos la mayoría de veces en las películas de caricaturas. Piensa en tus películas favoritas ¿qué personajes hacen uso de esta figura retórica?

La hipérbole es cuando se exagera con el objetivo que sea más evidente la prominencia de un objeto o argumento. Es utilizada para destacar los rasgos más importantes. Por ejemplo “Sus brazos eran tan largos que se salían por la ventana”.

 

Existen otros tipos de figuras retóricas que se dividen en: de adjunción, supresión, sustitución e intercambio.

 

Dentro de las de adjunción encontramos la repetición ¿pero de qué se trata? se trata de repetir el mismo elemento muchas veces; la acumulación, que es el amontonamiento de elementos y finalmente la oposición que consiste en presentar elementos opuestos.

 

Siguen las de supresión en las cuales encontramos la sinécdoque la cual ya te explique pero es importante mencionarte que pertenece a este grupo. La retinencia, otra que pertenece a este grupo y es cuando se muestra incompleto el elemento. Como tercer perteneciente al grupo tenemos a la elipsis quien da énfasis o acento a un elemento. Y por último está la asíndeton que significa la omisión de una parte.

 

Como tercer grupo está el de sustitución. En este grupo encontramos a la metáfora, la hipérbole y la metonimia. No te preocupes por estas recuerda que ya te las explique anteriormente y las entendiste fácilmente.

 

Por último se encuentran las de intercambio: la pregnancia, se pasa del elemento a algo que lo simbolice y la prosopopeya, cuando se dota objetos o animales de características humanas.

 

Existen otras variedades de figuras retóricas pero creo que es suficiente lo que te he contado, además no quiero que te aburras  así que será tu tarea investigarlas. Pero sé que con lo que has aprendido ahora, puedes tener muchas horas de diversión escribiendo.

 

Escribir es cuestión de seguir un método y tener inspiración. Para lograr una escritura eficaz debes de practicar continuamente y desarrollar tus propios hábitos de escritura. La mente elabora, planifica y diseña; es por eso que tendrás muchas ideas dando vuelta en tu cabeza pero de pronto explotaran y nacerán ideas geniales en papel. ¡Y siempre recuerda que nunca es tarde para comenzar!